15/16 BUENAS VIBRACIONES: ASERTIVIDAD

Las relaciones en la empresa, como en el hogar, deben basarse en el respeto. Pero hay algo que puede resultar incluso más difícil que respetar a los demás, y es respetarse a uno mismo. En los artículos anteriores vimos la importancia de la autoestima, para entendernos a nosotros mismos, y de la empatía, para entender a los demás. Ha llegado el momento, pues, de ver la forma de unir ambas virtudes en un concepto fundamental: la asertividad.

Los profesionales asertivos son personas capaces de defender lo que creen que es justo para ellos sin ofender ni atentar contra los derechos de los demás, se encuentran en perfecto equilibrio. Pero un gran porcentaje de personas no lo son. En este sentido, encontramos dos tipos de profesionales:

  • Los agresivos: creen que sus derechos están por encima todo y los defienden atacando a los demás.
  • Los inhibidos: no creen que sus derechos valgan y, por miedo o por vergüenza, se ven incapaces de defenderlos. Son carne de cañón para los agresivos. Las personas inhibidas suelen padecer problemas digestivos a causa de la angustia que generan.

Cuando un jefe «agresivo» topa con un trabajador «inhibido» el choque es colosal, dando lugar al acoso laboral. Todos los profesionales debemos hacer un esfuerzo por ser personas asertivas, porque se consigue trabajándolo día a día. Esta técnica hará que consigamos mejores resultados y atraigamos lo que deseamos hacia nuestra realidad. Se trata de habilidades que hacen a la persona vibrar con frecuencias muy positivas.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *