2/8 CLARIDAD: VISIÓN

Cuando el emprendedor tiene clara su misión debe dar un paso previo antes de lanzarse a la aventura y que a veces se olvida, definir su visión. Algo tan importante cómo el qué, nuestro objetivo, la meta, allí donde queremos llegar. Algunas personas dicen: «quiero montar un negocio porque ansío el trabajar con libertad» (tienen claro el por qué), pero cuando les preguntas qué tipo de negocio, por ejemplo, no saben qué responder… «una tienda quizás o mejor un bar». Y se lanzan a ciegas al mundo empresarial. Lo malo es que cuando fracasan, no vuelven a intentarlo. Creen que lo de ser autónomo no está hecho para ellos.

No es por casualidad que los empresarios más exitosos se hayan caído una y otra vez hasta alzarse con la victoria, porque tenían una visión, un deseo por cumplir. Walt Disney tenía un sueño «crear un lugar donde las familias puedan ir con sus hijos a divertirse» y hoy seguimos disfrutando de Disney World. Henry Ford también tenía un sueño «crearé un automóvil que todo el mundo podrá comprar» e inventó la producción en serie para abaratar los costes. Ambos no cesaron en su empeño a pesar de los contratiempos porque tenían una visión, sólo les quedaba materializarla… y ese es el camino que hay que seguir hasta el éxito.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *