4/16 CREENCIAS DE EMPRENDEDORES: EL TRABAJO

Es muy común asociar a los empresarios con personas sin escrúpulos que se enriquecen a costa de los demás. La mentalidad que tenemos a cerca del mundo empresarial está condicionada por el país en que vivimos (un país con bajo emprendimiento, escasas medidas de apoyo a los negocios por parte del gobierno y universidades destinadas a la formación de mano de obra como herencia del sistema capitalista) y por la generación a la que pertenecemos (cuyos agentes socializadores apuestan por la obtención de un título orientado a la búsqueda de un trabajo que difícilmente se encuentra en la edad adulta). Efectivamente se trata de creencias limitantes que han calado en nuestra mente repitiendo una y otra vez que «hay que estudiar para tener un oficio y ser un trabajador honrado».

Estas creencias limitan nuestra capacidad de emprender, pues, aunque lo sintamos de corazón, la cabeza nos recuerda que los empresarios son los «malos» y los trabajadores los «buenos». El tener en mente la imagen del dueño de una multinacional sentado en la cómoda silla de un lujoso despacho, no ayuda. Los emprendedores no aspiramos a eso, nuestra ambición es ser capaces de vivir de lo que nos apasiona, lo que sabemos hacer bien y para lo que somos buenos. Y esto sólo se logra siendo servicial, con vocación y muchas ganas de ayudar a los demás. Despoja tu mente de creencias que limitan tu potencial y siéntete con poder para dedicarte a lo que te hace feliz. ¿A caso hay algo más vocacional que el ser un emprendedor nato?

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *