8/16 IDEAS PARA EMPRENDEDORES: LA MEDITACIÓN

Cuando los emprendedores debemos tomar una decisión vinculante acerca de un asunto relevante o sobre el lanzamiento de algún proyecto importante, entramos en pleno debate: la mente comienza a lanzar frases, unas pocas motivadoras, otras tantas desalentadoras, que bailan en nuestra cabeza al son del ego. Y nos hacemos un lío. Un lío que no podemos desatar, porque cuando creemos haber tomado una decisión, aparece mentalmente otra frasecita que la desbanca. Dios mío ¿qué podemos hacer?

Para tomar las decisiones correctas escucha a tu alma y no hagas caso al ego.

Para estar seguros de tomar la decisión correcta no sirve hacer una lista con los pros y otra con los contras, eso es como darle más gasolina al ego. Lo que hay que hacer es dejar de pensar. Sí, has leído bien, no pensar. Lo que debemos hacer es sentir. Me explico: de entre las alternativas que tengamos, sentir cuál resuena más nosotros; de entre las opciones a escoger, sentir con cuál estamos más cómodos; de entre el camino a tomar, sentir en el que nos vemos. Como ves, nada tiene que ver con la videncia, la premonición o el pálpito. Se trata de la forma más inteligente y «racional» de decidir, que pocos ponen en práctica bien porque creen que se tarta de algo «esotérico», bien porque se dejan dominar por su ego.

No pienses tanto, siente más. Al final todo se reduce a eso.

Sentir es pensar con el alma. Una buena forma de hacerlo es la meditación. Si, como personas emprendedoras, la practicamos en nuestro negocio, nos convertiremos en profesionales más capaces de lograr los objetivos porque tomaremos las decisiones adecuadas desde el empoderamiento (resonando con lo que queremos conseguir, sintiendo que somos merecedores de ello, viéndonos dónde queremos llegar) y sin ser víctimas del miedo, presos de la inseguridad, preocupación).

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *