3/4 LA LEY

El mundo de los negocios (que tendemos a separar del mundo espiritual) no es otro que el universo. Las personas, como seres vivos, somos universo; los empresarios también. Y las empresas, en tanto en cuanto se relacionan con el medio, forman parte ineludible de él. Es por ello que cualquier negocio de éxito debe basarse en los principios del universo.

Veamos cuáles son estos principios para que todo emprendedortriunfe con su negocio:

  • LA MANIFESTACIÓN

En el mundo existe un abanico de posibilidades sobre lo que puede pasar, entre las cuales se encuentra, obviamente, el éxito y el fracaso. En tu mano está hacer que se manifieste el éxito de entre todas ellas. ¿Cómo? Cree en el éxito, habla de él y compórtate como si ya lo tuvieras. Así las probabilidades de su desenlace aumentan considerablemente.

  • LA INCLUSIÓN

El universo es inclusivo; el universo suma, no resta. No puede excluir del abanico de probabilidades la posibilidad de fracasar ¡no esperes que la quite! solamente puede poner éxito en tu vida, céntrate en pedírselo. Dedica tus esfuerzos a atraer el éxito, no a alejar el fracaso.

  • EL DECRETO

El universo no entiende el no. Si dices: «no quiero fracasar», el universo escucha «fracaso». Madre Teresa de Calcuta decía: «no me inviten a movilizaciones en contra de la guerra, invítenme a marchas a favor de la paz y estaré encantada de asistir»… Cambia el «no al fracaso» por el «sí al éxito».

  • LOS OPUESTOS

Lo opuesto al amor, es el odio. Para combatir el odio se necesita amor, si intentamos contrarrestarlo con más odio, solamente lo haremos más grande. En los negocios ocurre lo mismo: el antídoto del fracaso es el éxito. Ante un fracaso, deja de recrearte en él y mantén una actitud de éxito para enfrentarlo.

El emprendedor que aplica estos principios en su día a día se convierte en un empresario exitoso.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *